TRABAJOS

"Hasta ahora el comienzo que más me había impresionado era el de El extranjero. Lo leí en los días de mi extrema juventud y sin que nadie me advirtiera de lo que iba allí a encontrarme: <Hoy, mamá ha muerto. O tal vez ayer, no sé.> No se me escapa que ese inicio está considerado uno de los mejores de la novela contemporánea. Me viene a la memoria otro, de lectura más reciente: <He sido cordialmente invitado a formar parte del realismo visceral. Por supuesto, he aceptado. No hubo ceremonia de iniciación: Mejor así> (Roberto Bolaño, Los detectives salvajes). Es un comienzo magnífico, precisamente porque carece de ceremonia de iniciación alguna."

Enrique Vila-Matas
Dietario voluble
Editorial Anagrama, S.A., 2008

El trabajo para un músico es contaminación. Sentirse invadido sensorialmente por lo que hacen los otros, ya sean escritores, pintores , cineastas, escultores o músicos, es nuestro estado natural. Estar atentos a lo que nos rodea, nuestro entorno, nuestra cotidianeidad y pasarlo por el tamiz de la creatividad.

Por eso, desde hace años, mi mejor escuela ha sido el propio trabajo, la experiencia artística, la propia obra que me espera en el atril de estudio y me proporciona conocimiento del mundo.